Aún sin esclarecer asesinato de activista de Chila de las Flores

Fuente: Brisselda Sarabia en Periódico El Sol de Puebla, Jueves 6 de octubre de 2016

CHILA DE LAS FLORES, Pue.- Han pasado más de seis años y aún no han detenido a los asesinos materiales e intelectuales de la muerte de “Bety” Cariño, activista originaria del municipio de Chila de las Flores, por lo que familiares y organizaciones acudirán la siguiente semana, a las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) en la Ciudad de México para exigir justicia por la muerte de ella y del finlandés Jyri Jaakkola.


De acuerdo con Virginia López, familiar de Bety Cariño, señalaron que el hecho no tiene olvido, por lo que continúan en la lucha para que se detengan a las personas que mataron a su familiar, pero también al activista finlandés, Jyri Jaakkola.

Lamentó que las autoridades no hayan logrado esclarecer los hechos y detener a los asesinos, quienes se encuentran bien identificados; por lo que acudirán a la PGR para pedir que continúen investigando y detengan a los responsables.

Señaló que a pesar de que se trata de un progreso en el caso, no dejarán de exigir que se haga justicia y se concluya con la detención de los asesinos con su respectivo castigo.
Leer más: Buscaban a desaparecido y encuentran dos cuerpos en Chila

Indicó que se unirán otras organizaciones sociales que estaban a favor del trabajo de “Bety” Cariño, por lo que un grupo de 20 personas acudirá a la PGR y pedirá una explicación, así como un informe de los avances que se han tenido a seis años del asesinato de la activista social mixteca.

“Esto no ha terminado aún, es sólo un paso más en este largo camino que hemos recorrido en estos seis años y medio, pedimos justicia para el caso”, expresó.

Cabe recordar que el pasado 27 de abril del año 2010, aproximadamente a las 10:00 de la mañana un grupo de observadores internacionales, periodistas y activistas sociales partieron de la ciudad de Huajuapan de León, Oaxaca, para dirigirse a la comunidad de San Juan Copala para llevar ayuda comunitaria a los habitantes de esta localidad.

Sin embargo, después de pasar por la comunidad de la Sabana fueron atacados por un grupo de personas que portaban armas y pasamontañas, resultando dos de éstas muertas, quince heridos y dos reporteros desaparecidos de la revista “Contralínea”